Uno, Feelgood, uno

Nuestro logo de aniversario

Nuestro logo de aniversario

Un añito hacemos hoy. Es nuestro cumpleaños. Ya sabemos andar y hablar un poco y algún diente también nos ha salido. Nacimos en las Naves del Español tal día como hoy, 3 de abril. Todo un estreno. Ahora ya viajamos solitos: venimos de Castilla y León y nos vamos a Vitoria, Logroño y Pamplona. Ya casi no lloramos, solo hacemos reír. Y pensar…

Un estreno para recordar” titulaba en este blog la noche del 3 de abril en la Sala 2 del Matadero-Naves del Español. Más de un mes estuvimos mostrando a los madrileños nuestra “criatura” recién parida después de casi otro año de gestación.

Sigue leyendo

Arranca Feelgood

Estrenamos Feelgood en quince días. Hace más de un año que nuestros motores arrancaron y a día de hoy podemos decir que tenemos casi-casi todo preparado para mostrar al público Feelgood, un “comedión” sin precedentes en nuestro país que va a dar mucho que hablar.

 “Hay alguien ahí que se divierte, después de todo”, Alistair Beaton.

Cartel de la obra 'Todos era mis hijos' , de Arthur Miller. Dirigida por Claudio Tolcachir.

Cartel de la obra ‘Todos era mis hijos’ , de Arthur Miller. Dirigida por Claudio Tolcachir.

Acababa el verano de 2010 cuando se estrenó en Madrid una de las obras más importantes de ese año en nuestro país: Todos eran mis hijos de Arthur Miller. A las órdenes de Claudio Tolcachir como director y bajo el sello de Producciones Teatrales Contemporáneas se estrenó una obra celebradísima que sería punto de arranque para el nuevo proyecto que nos ocupa hoy: Feelgood.

Del reparto de Todos eran mis hijos Fran Perea, Manuela Velasco, Jorge Bosch, Ainhoa Santamaría, Amanda Recacha y Alberto Castrillo-Ferrer surgió la idea de crear una compañía para poder representar una obra de teatro. Después, se unieron Javier Márquez y Jorge Usón. Desde las ganas de trabajar y mejorar, quisimos fundir y emprender un nuevo proyecto con vocación de compañía estable. Buscamos textos y  pretextos, algo en lo que pringarnos, algo que nos pusiera en marcha. No teníamos un duro pero éramos ricos en ideas y en empuje. Y nos reunimos muchas, muchísimas veces, hasta que apareció entre nuestras manos una obra gloriosa y sembradísima en la que confiar nuestros sueños: Feelgood, del maestro Alistair Beaton.

Sigue leyendo